viernes, 10 de diciembre de 2010

Cuando miro tu cara, no hay nada que yo quiera cambiar en ella, porque eres increíble así como eres. Y cuando sonríes el mundo entero se detiene y se te queda mirando porque chico, eres increíble.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada